Punto de inflexión – en memoria de Jutla

Entry in English / en inglés

jutlayyoEl comenzar un blog es como escribir un libro. Se puede empezar en cualquier lugar y se puede dirigir a donde uno quiera que le lleve la imaginación, sin ninguna barrera.

Estoy a punto de partir en una aventura en el otro lado del mundo. En sólo unos días, dejaré mi vida en Canadá por otra en Camboya. Me lanzaré en un nuevo proyecto compartiendo mis conocimientos para contribuir a la reducción de la pobreza en uno de los más pobres países del mundo. Me dicen que trabajaré con una directora reconocida en el país como una mujer espectacular que ha logrado sumamente en una región donde todavía dominan los hombres en todos los aspectos de la gobernanza y la política. En este momento de reflexión, no puedo evitar recordar una experiencia relacionada hace más de 12 años.  

Quisiera empezar esta historia sin ninguna dirección específica para presentarles a una mentora mía que me inspiró mucho. Jutla Ayala fue mi jefa durante mi primera experiencia como voluntario en el Hospital Patronato San José en Quito, Ecuador. Jutla administraba el departamento de sistemas informáticos y me hizo sentir muy bienvenido desde el momento en que llegué. Conseguí tal oportunidad a los 23 años a través de un programa canadiense muy interesante que tenía como objetivo conectar a personal informático con socios de países en desarrollo para mejorar su capacidad tecnológica. Téngan en cuenta que yo no me consideraba para nada un experto en informática. Hablar español y saber usar Internet en el año 2001, me fue suficiente para ser seleccionado como candidato para ese proyecto.

JutlaPatronatoJutla era una mujer llamativa que podría hacer reír a cualquiera aun antes de contar un chiste. Era una mujer que derrochaba encanto, inteligencia, y humor. Podía usar tales cualidades en cualquier situación y hacer sentir muy cómodos a todo el mundo en cualquier instante. Yo llegué al departamento del hospital con algunas instrucciones para mejorar los sistemas informáticos. La verdad es que no sabía muy bien de lo que hablaba porque desarrollé algunas ideas en conversaciones con verdaderos informáticos. Creía que necesitaríamos empezar a producir y trabajar muy concretamente desde al principio. Jutla no compartió la misma filosofía. Comenzó por contarme algunos chistes y presentarme una a una a todas las personas que trabajaban en el hospital, un proceso que me pareció interminable. Me llevó a comer a la cafetería del hospital con un grupo de colegas que me hicieron imitar las expresiones que supuestamente eran muy locales – tal como “el clima de Quito es como una mujer, puede cambiar de un instante a otro”. Esta rutina llegó a formar parte de mi horario diario al cual me fui acostumbrando poco a poco a medida que pasaba tiempo.

Un día en esa oficina chiquitita con tres computadoras, Jutla me dijo que éramos un grupo muy privilegiado de usuarios de Internet. Me pidió que enseñara a otros empleados del hospital con el objetivo de mejorar sus trabajos y sus vidas. Concebimos un plan para invitar a grupos pequeños todos los días. Con una conexión de Internet que no funcionaba cerca del 60% del tiempo, me volví experto en dibujar un navegador de Internet en la pizarra – ¿y en esa época no se acuerdan del popular Netscape Navigator? Jutla aseguró que todas las personas del hospital que quería participar en el curso podían hacerlo. Los médicos, los enfermeros, los administradores, los empleados de la cafetería, y los limpiadores – acudieron en tropel. Me encontré contándoles chistes para romper el hielo. Aprendí todos sus nombres de memoria – Norma, Sonia, Washington, Ángel, Piedad, entre muchos más. Llegué a saber de sus familias, de sus vidas, y nos encontrábamos todos los días en la cafetería y tuve muchas oportunidades de practicar un español serrano ecuatoriano. Nos convertimos en grandes amigos, compartiendo los éxitos y los desafíos de la enseñanza y el aprendizaje. Más tarde me di cuenta de que la estrategia de Jutla de integrarme en el hospital antes de empezar a enseñar algo tan caprichoso como Internet fue crucial en el éxito del curso.

hospital

Habían pasado 10 años y como casi todas las personas con vidas muy ocupadas, no tuve mucho contacto con Jutla o con los empleados del hospital excepto por algún email ocasional. Un día recibí un mensaje de una empleada del hospital y antigua alumna mía que me informó del estado de salud de Jutla, en una lucha contra el cáncer. Me sugirió que me pusiera en contacto con ella. Me sentía muy extraño cogiendo el teléfono y llamando de repente después de 10 años con un contacto tan esporádico. Cuando la oí hablar de nuevo, era como si no hubiera pasado el tiempo. Sin sorprenderse de que la hubiera llamado, Jutla empezó inmediatamente con un chiste. Me habló de cada una de las personas que recordábamos del hospital, contándome sus últimas novedades. También me dijo que su estado de salud estaba mejorando rápidamente. Me quedé aliviado.

Jutla dejó este mundo unas semanitas después de esa llamada. Me impactó mucho. El cáncer le había avanzado rápido y parece que ella era consciente de que no iba a sobrevivir. Aunque yo no lo sabía en ese momento, no me sorprende que Jutla quisiera mantener su carácter jovial conmigo y con todo el mundo hasta al final de su vida.

jutla

Jutla Ayala
1957-2011

Jutla me enseñó mucho acerca del trabajo en una nueva comunidad. Me enseñó que se tiene que priorizar ciertas formas de etiqueta social por encima de cualquier otro objetivo profesional. Es decir que es indispensable conseguir la aceptación del grupo antes de llevar a cabo cualquier estrategia que se escoja para compartir los conocimientos. El simple hecho de comer con los colegas y saber de sus familias puede dar una ventaja superior cuando ya empieza a enseñar o desarrollar la capacidad de un grupo. El entender cuál es motivación de un alumno curioso puede ayudar a desarrollar un plan práctico que será exitoso en el contexto específico. Creo que es muy apropiado que en este momento piense en Jutla y comparta su memoria con ustedes. Sé que ella estará en mis pensamientos muy a menudo mientras me embarco en esta travesía inminente.

Dedico mi participación en este trabajo a ti, jefa querida.

5 Comments

5 thoughts on “Punto de inflexión – en memoria de Jutla

  1. Carolina Torres A yala

    July mi querida tía fue una gran persona amada y recordada, nunca olvidare que el último instante de su vida lo vivió feliz en medio de risas a pesar del dolor, gracias por este homenaje y por tan bellas palabras.
    Exitos

  2. Mariana Sanchez

    Hermoso, yo tuve el gran privilegio -Bendicion_ de conocerla, y compartir mucho facetas de la vida.
    LJutla, mi hermana, Porque Mami Elena me adopto como su hija, y ustedes como su hermna,
    Gracias por tu amor y generosidad.
    Lindo este mensaje, hace honor a su personalidad y tu gran corazon.
    Hermana Querida. amiga inolvidable.

  3. dayana

    todos los que tuvimos el privilegio de conocerla sabemos lo que Jutly fue para su familia y amigos es muy lindo saber que su carisma traspaso fronteras, yo creo que todos recordaremos siempre su forma de vivir lindas palabras gracias.
    Bendiciones

  4. Norma Hermosa

    Raymond querido, tus palabras muy elocuentes Jutla fue una persona fantástica y siempre vivirá en el pensamiento de quienes tuvimos el honor de conocerla y compartir su vida que fue un ejemplo de perseverancia, pasión en sus actividades y sobre todo su gran corazón lleno de cariño para los que le rodeaban sin importar si eran personas merecedoras de su cariño y su entrega, gracias por el reconocimiento que le has hecho, Un abrazo amigo.

  5. MARGARITA AYALA

    Gracias por escribir este hermoso mensaje, realmente nos deja una enseñanza importante que nos invita a tomarla en cuenta para nuestras vidas y nos sirve de ejemplo, July hermanita querida siempre te recordamos con mucho cariño y nos haces mucha falta, que Dios te acoja en su regazo. MAGGY

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Create a free website or blog at WordPress.com.

%d bloggers like this: